Aunque muchas personas no lo crean, elegir el color de tinte ideal para nuestro todo de piel es muy importante. Así como escogemos que corte se acomoda a nuestro rostro o cual nos luce más, debemos hacerlo con la variedad de gama de colores que nos ofrecen las distintas industrial de tintura para el pelo.

Si bien cada persona es libre de escoger el color que le guste, existen ciertas gamas que pueden hacer que nuestro rostro resalte los rasgos que buscamos y se vea más jovial, brillante e incluso nos quite años. Sin embargo, si el color que hemos escogido no va con nuestro tono de piel, puede que pase lo contrario, nos veremos sin vida, con años demás y apagadas.

¿Alguna vez te ha pasado que te teñiste el cabello de un color que te gustaba demasiado pero cuando lo viste en ti te diste cuenta que no iba contigo? Eso sucede ya que la colorimetría nos dice que existen colores que pegan más con otros y otros que si bien quedan bien, no son tan agradables a la vista del ser humano.

Factores a considerar antes de elegir el color de tinte

Antes de pasar a los colores de tinte según el tono de piel, es importante recordar que un paso fundamental para que un tinte pegue bien a cualquier persona, es que sea un buen teñido, con las herramientas correctas que permitan que el cabello se mantenga brilloso y sedoso ya que por mucho que escojamos un tono que nos favorezca, si el cabello termina maltratado el resultado no será el mismo, y de todas formas se observará descuidado.

Por este motivo, según el color que hayas decidido poner en tu cabello, deberás analizar si necesita una decoloración previa o si no será necesario. Existen muchos colores que sí o sí necesitan que el cabello este completamente platinado antes de que den un buen tono, por lo tanto, si tu pelo se daña con facilidad deberá ser algo que tomes en cuenta al momento de tomar tu decisión. No olvides que un cabello quemado por la decoloración tarda mucho en reponerse y que sin importar los tratamientos que te hagas, la decoloración de raíz es demasiado abrasiva.

Otro punto importante es escoger un tinte que no sea muy dañino para tu cabello, pero que cumpla su propósito. Esto dependerá de si quieres un tinte semipermanente o permanente. Los semipermanentes tienen componentes más naturales que no penetran tanto la cutícula del cabello por lo que suelen durar menos e ir desapareciendo con las lavadas. Sin embargo, los permanentes en su mayoría están compuestos por amoníaco y otros químicos que hacen que el tinte dure más tiempo y que solo tengas que retocar las raíces que van creciendo con el tiempo.

Después de analizar estos puntos, podemos pasar al color de tinte según el tono de piel. Para saber de qué sub tonos está compuesta tu piel, debes fijarte en la luz del sol de qué color son las venas des manos. Si el color es más verdoso, serás tono cálido, mientras que si es azul o tiende al morado tu tonalidad será fría. Finalmente, si observas que el color de tus venas varía entre un tono verdoso y azulado, serás de tono neutro. Si no te convence esta técnica puedes buscar accesorios dorados y plateados y ver cual hace resaltar más las facciones de tu rostro, si es el dorado serás cálida y si es el plateado fría.

Tintes para piel con tonos fríos

Las pieles muy blancas o rosadas suelen tener sub tonos fríos. Si tienes el tono de piel frío y buscas resaltar tus facciones puedes optar por un color de tono frío también, como el negro azabache, los rojizos, cenizos o incluso rubio platinado tendiendo al blanco.

Si tu piel es más oscura pero con un tono frío, puedes optar por colores marrones, chocolates, y negros, es decir cualquier tono oscuro podrá favorecer tus facciones.

Tintes para piel con tonos cálidos

Las pieles que suelen ser cálidas en su mayoría tienen tonos más amarillentos que rosados. Si después de hacer las pruebas que te mencionamos anteriormente, te das cuenta que tienes un sub tono cálido en tu piel oscura, podrás teñirte el pelo de rubio cobrizo, rojo cobrizo, castaño claro y rubio caramelo.

Si por el contrario, tu piel es más clara y cálida, podrás optar por un rojo con tintes dorados, las mechas californianas, los tonos rubios, el balayage y esas nuevas técnicas.

Tintes para piel con tono neutro

Finalmente, si te diste cuenta que el tono de tu piel es neutro, eso quiere decir que la conforman tanto sub tonos cálidos como sub tonos fríos, por lo tanto, cualquier color de tinte que elijas te quedará de maravilla. Recuerda que estos solo son algunos datos adicionales y están basados en la colorimetría, lo que no quiere decir que no puedas optar por algún otro color de tinte que te llame la atención. Al final del día, todo es cuestión de actitud, y si el color te gusta demasiado hará que tu rostro resalte. No olvides que lo primordial es que sea un color de tu agrado, lo demás, solo son consejos que no deben seguirse al pie de la letra, sino más bien, pretender ser una guía de ayuda.

(Visited 34 times, 1 visits today)