¿Qué es ser Madre?

¿Qué es ser madre? Puede ser una pregunta un poco difícil de contestar. Ser madre es una aventura llena de altos y bajos, de emociones fuertes y sensibles, pero sin duda alguna, es una de las mejores experiencias que se pueden tener.

Todas las mamás siempre lo señalan, ser madre es lo mejor que les ha pasado en su vida. Ser madre, es tantas cosas, e implica tanto sacrificio. Desde el embarazo, muchos saben que para algunas si bien es el paraíso, para otras es un proceso difícil por el cual deben pasar.

Es importante mencionar que sin importar cuál sea la forma en la que has llevado tu embarazo, si ha sido complicado, o sencillo, no te quita para nada el valor de ser madre. De hecho, todos lo saben y para nadie es un secreto que el parto es una de las formas de dolor más fuertes que puede presentar el ser humano, y eso es solo otra prueba de lo fuerte que son las madres y lo capaces que son de soportar todo por sus hijos y su familia.

Ser madre, es un viaje eterno que lleva a una evolución magnífica. Son demasiadas las mamás que aseguran que a pesar de lo difícil que puede ser el camino, es tan gratificante, que al final del día los mejores momentos son los que se llevan la flor.

Ahora, te contamos lo que madres piensan sobre lo que es tener el rol de madre, rol que las llena de momentos increíbles que no podrían haber experimentado de ninguna otra forma.

Te convierte en una mejor persona

Todas las personas, estamos en una constante búsqueda de nuestra mejor versión, esto debido a que es la mejor forma que podemos encontrar para seguir creciendo como persona. Muchas señalan, que el ser madre, te hace una mejor persona.

El dar vida, y el tener que cuidar de un ser tan pequeño e inocente, te cambia el mundo por completo. Además, toda madre desea que su hijo viva en un mundo lleno de amor, paz, respeto al otro y tolerancia. De forma inconsciente, esto hace que las mujeres comiencen a cambiar para bien y procuren contribuir a un mundo mejor, que será en el que vivirán sus hijos al crecer con los años.

Te transforma completamente

Es de lo más normal que antes de convertirnos en madre, hayamos sido personas completamente diferentes. Al decir diferentes, no nos referimos a malas personas, sino personas menos empáticas con el mundo en general.

Lo usual, es que todas las personamos seamos un poco egoístas, y que nos pongamos primero que todo y que todos. Sin embargo, cuando una mujer se convierte en madre, esto cambia. Ser madre te llena de tanta magia, que muchas afirman que desde el primer segundo que vieron a sus bebés, su mundo cambio completamente, y el nuevo protagonista era su hijo o hija.

No existe nadie por encima, y todas las acciones que realizan es para beneficio de ellos. De esta forma, la maternidad de transforma no solo en una mejor versión de ti misma, sino te permite sentir un amor completamente incondicional y el deseo completo de bienestar para ese pequeño ser.

Te permite conocerte a ti misma

Como dijimos antes, ser madre es un vaivén de historias y emociones. A lo largo de los años, la mujer descubre capacidades que sentía que no tenía o que se le era imposible hacer. Sin embargo, la maternidad, permite que la mujer se conoce a si misma tal cuál es, y le permite despojarse de sus preconcepciones y estigmas.

La madre, crece junto al hijo, en un sentido más retrospectivo e interno. Al mismo tiempo, comienza a conocerse a sí misma, y a darse cuenta que no tiene ningún límite.

Experimentas un amor infinito

Todas las madres dicen que incluso desde el momento en el que se enteran que están embarazadas, su mundo cambia y experimentan un amor completamente diferente a cualquier otro.

Dar vida, es un sentimiento sublime y el amor hacia un hijo es incondicional, eterno, y se encuentra por encima de todo. Sin duda alguna, es el amor más puro que alguien puede llegar a sentir.

(Visited 12 times, 1 visits today)