Mantener nuestra salud física en buenas condiciones es algo que muchas buscamos. Ya sea por falta de tiempo o incomodidad, algunas recurrimos a la práctica de actividad física en casa. Hoy te presentamos algunos consejos para empezar a hacer Pilates en casa, y no fallar tanto en el intento.

Como sabemos los Pilates son uno de los ejercicios más populares en la actualidad debido a que personas de diferentes edades lo pueden hacer y a que practicarlo trae múltiples beneficios. Está técnica de ejercicios fue creada por Joseph Hubertus Pilates. El objetivo principal es trabajar el cuerpo junto a la mente a través del control de la respiración.

Como toda actividad que queremos volverla hábito, requiere de cierta organización. Toma muy en cuenta los siguientes consejos e infórmate más sobre el tema.

Fija una hora y día

Si bien queremos hacer la actividad en nuestra casa, necesitamos fijar un horario exclusivo para realizar Pilates. Esto nos ayudará a agendar la actividad con tiempo. Hazlo como si se tratara de ir al gimnasio. Esto te ayudará a tener un ritmo definido y también constante. Puedes comenzar por un par días a la semana y así sucesivamente ir aumentando la cantidad de veces.

Elige un espacio ideal

Un aspecto importante de hacer ejercicio en casa es el lugar donde realizaremos la actividad. En la medida de lo posible escoge un espacio amplio y cómodo. Si tuvieras un cuarto exclusivo para esto estaría perfecto. También realizarlo al aire libre es una buena idea. En todo caso, evita los lugares por donde circulen otras personas o tengas elementos que puedan distraerte como televisores, radios o computadoras.

Prepara tu material

No se necesita de mucho equipamiento para practicar Pilates. Sin embargo, es fundamental disponer de una colchoneta. Las que están hechas exclusivamente para Pilates tienen 1 cm de grosor. Este soporte te dará confort y no dañarán tus rodillas ni tu columna. También puedes usar un cojín para algunos ejercicios. Si no cuentas con esto, una toalla también puede funcionar. No olvides usar ropa cómoda para hacer todos los ejercicios de la mejor manera.

Elige una rutina para tu nivel

Cuando uno comienza con una nueva actividad es importante reconocer el nivel que se tiene. Generalmente comenzamos como principiantes y de a poco vamos adquiriendo cierta experiencia. Acorde a tus capacidades, tu edad y tus problemas de salud escoge una rutina de ejercicios que no sea muy exigente para ti. En internet encontrarás series y ejercicios que te ayudarán a comenzar en el mundo del Pilates.

Busca un profesional

A medida de que vayas avanzando sentirás que tal vez los ejercicios no los estás haciendo de la mejor manera. Siempre es aconsejable recurrir a un profesional que te guíe para mejorar tu práctica. De acuerdo a tus posibilidades, existen diferentes formas de consultar a un experto en Pilates. Puedes empezar orientándote con tutoriales en internet de gente calificada. Si dispones del dinero, puedes contratar a un guía que ya sea de manera virtual o presencial te ayude a mejorar tu nivel.

No olvides los fundamentos de hacer Pilates

Nunca dejes de lado las cuestiones básicas de la práctica de Pilates. Mantén siempre una respiración consciente que se haga solo por la nariz. La concentración también es fundamental para realizar de manera eficaz los ejercicios como. Y por último, no olvides la zona abdominal y lumbar es una de las más importantes en Pilates. Recuerda que estos ejercicios intentan conectar a la mente con el cuerpo.

(Visited 8 times, 1 visits today)