El cuidado de la piel es muy importante y suele venir asociado con muchos mitos, sobre todo los referentes a la cantidad de productos que se deben de utilizar. Muchas personas piensan que mientras más productos, más efectiva y eficaz es su rutina de skincare.

Sin embargo, el consumo de productos de skincare de manera excesiva no siempre da los mejores resultados. Por lo que es ideal plantearse una rutina de skincare que realmente se ajuste a sus necesidades, las cuales irán variando a medida que avanza el tiempo y la piel va envejeciendo.

¿Es necesario una rutina de skincare?

Por supuesto que es necesario una rutina de skincare, pero lo más importante es que se adapte a las necesidades de su piel. No es lo mismo una rutina de skincare de una chica de 25 años a la de una mujer de 45.

La cuestión está en encontrar un equilibrio entre las necesidades reales de tu piel y los productos que se emplean. Si observa cambios en el aspecto de su piel, como el enrojecimiento, inflamación, irritadas, con granitos en zonas donde normalmente no le salen, ellos son señales de que está usando más productos de los necesarios y que su piel está saturada.

Lo que trae como consecuencia la revisión de los productos que está utilizando y cantidad de ellos que se aplica en la piel. Es posible que esté usando una cantidad de productos innecesarios o que solo entorpecen su rutina de skincare, debido a que está obteniendo resultados muy diferentes a los deseados.

Hubo un tiempo donde se ofrecían como las mejores rutinas de skincare las provenientes de la belleza coreana, donde la cantidad de pasos superaban la veintena de productos. Pero lo cierto es que no todas las mujeres tienen las mismas necesidades, ni tipo de piel, de hecho, no viven en el mismo lugar, por lo que sus requerimientos serán distintos.

Con el paso del tiempo, se han confirmado que la mejor rutina de skincare es la que menos productos emplea, pero que, si cubren las necesidades básicas de cada mujer, lo que le permite ir tratando su piel de forma sencilla, pero eficaz.

Pasos básicos de una rutina de skincare

Cuando desglosamos la rutina de skincare en sus elementos más básicos, tendríamos que decir que son la limpieza, la hidratación y la protección solar.; lo que se traduciría en tres o cuatro productos de skincare (dependiendo de su tipo de piel).

Sin embargo, la rutina de cuidado de la piel ideal cuenta con cinco pasos básicos y elementales que toda chica o mujer puede seguir fácilmente, sin caer en un consumo de productos de skincare excesivo, costos e infuncional. Los pasos básicos de una rutina de skincare son:

Limpieza

Se debe dormir con la piel de la cara limpia y libre de maquillaje o cualquier residuo que se haya podido adherir al rostro durante el día. En las noches se recomienda aplicar un limpiador para el maquillaje y las diferentes impurezas que se puedan encontrar en el rostro.

Si su maquillaje del día fue ligero, puede utilizar un limpiador a base de agua, este dejará su piel totalmente limpia en muy poco tiempo. si por el contrario se aplicó un maquillaje muy intenso o tiene productos waterproof, se recomienda emplear una crema limpiadora bifásica, es decir, a base de agua y aceite.

Después de retirar el maquillaje en su totalidad, se recomienda lavar la cara con un jabón neutro, gel o espuma mediante movimientos circulares lentos y suaves; retirar con agua a temperatura ambiente y secar con una toalla limpia (y de uso exclusivo de la cara) mediante suaves golpecitos, no frotando. Se debe lavar la cara en la mañana y en la noche de forma religiosa.

Tonificación

 La aplicación del tónico ayudará a balancear el pH de la piel del rostro, lo que favorecerá la absorción de los productos que posteriormente se colocarán. Puede aplicar el tónico con sus manos (previamente limpias) o con un pad de algodón, teniendo cuidado de no colocarle en la zona del contorno de ojos.

Tratamiento

Con tratamiento nos referimos a la aplicación de serums o sueros que contengan una gran cantidad de vitaminas, minerales o cualquier sustancia que su piel necesite para regenerarse i revitalizarse.

Hidratación

La hidratación es fundamental para mantener una piel lozana y con aspecto rozagante. No importa si se tiene la piel, seca, grasa o mixta, siempre se ha de aplicar una crema hidratante y en algunos casos complementar con una humectante (en los casos de piel seca).

Si usted no hidrata su piel ella producirá más oleosidad, por lo que no hidratar su piel porque es muy grasa es un grave error. Todas las pieles necesitan ser hidratadas, lo importante es escoger el producto que se ajuste a su tipo de piel. También es importante hidratar la piel de sus labios, para ello puede recurrir un bálsamo labial.

Protección solar – Ojos

Uno de los pasos más importantes de la rutina de belleza es la colocación del protector solar, este puede tener un factor de protección que va desde el 30 hasta el 50. Recuerde, no importa si no está haciendo sol, pues lo que si sigue presente son los rayos UV; tampoco olvide a mitad del día retocar el bloqueador solar.

En las noches, resulta obvio que no se va colocar ningún tipo de protección solar, por lo que se recomienda aplicar una crema para el contorno de los ojos, pero solo en el parpado inferior y no en el móvil. Con esto se busca disminuir las ojeras, reafirmar la piel y revitalizar esta zona que es una de las más delicadas del rostro.

Como ve, no es necesario tener un consumo de productos de skincare excesivo, con unos cuantos podremos desarrollar una rutina de belleza de calidad. Teniendo la salvedad, que a medida que avance el tiempo, puedan cambiarse algunos productos o agregar otros, el estado de su piel y envejecimiento natural le irán indicando los cambios que se deben realizar.

(Visited 5 times, 1 visits today)