La propagación del coronavirus está obligando a los padres a trabajar desde casa debido a que muchas empresas han optado por esta nueva modalidad. Sin embargo, para aquellas mujeres que son madres, se les ha complicado un poco el ser productivas mientras cuidan a sus hijos al mismo tiempo. Los niños exigen atención las 24 horas del día, y ser madre mientras debes estar trabajando, respondiendo los correos electrónicos interminables y entregar tus tareas puede ser un poco abrumador para cualquiera.

Por este motivo, en este artículo, te damos algunos consejos para poder trabajar desde casa mientras cuidas a tus hijos sin problema alguno:

Crea un horario

Es importante organizar el día cuidadosamente, con un horario de oficina establecido. De esta forma, te acostumbras y acostumbras a tus niños a una rutina la cual les será más sencillo cumplir y esperar con ansias la hora de tu descanso para poder compartir un poco contigo. Sin embargo, esto no quiere decir que seas nada flexible con este horario. De hecho, una de las mejores ventajas de trabajar en casa es la flexibilidad, sobre todo si eres tu propio jefe. Si tu hijo o hija está molestando durante tu horario de oficina y hace un día precioso, no pasa nada por dejar de lado las tareas y jugar fuera. Podrás ponerte al día con el trabajo más tarde, cuando tu pequeño se haya calmado. De esta forma, estarás presente para él y se sentirá menos estresado.

Aprovecha al máximo la hora de la siesta

Como madres sabemos que son pocos los momentos que podemos tener realmente para nosotras, por este motivo, uno de nuestros consejos es que aproveches la hora de la siesta para seguir siendo productivo mientras trabaja desde casa. Tanto si tu hijo duerme una hora como si duerme tres, aprovecha ese tiempo para terminar las tareas que requieran tu total atención y concentración. De esta forma, no tendrás que vivir con el estrés de tener que atender a tus hijos mientras haces tareas casi imposibles, sino estarás tranquila ya que sabes que ellos estarán seguros.

Separar los roles de mamá y de negocio

Si no aprendes a mantener separadas tus funciones de madre y de empresaria o trabajadora. nunca sentirás que estás haciendo bien ninguna de las dos cosas. Por este motivo, es recomendable que apenas empieces a trabajar desde casa, crees un espacio único para ti donde podrás realizar todas las actividades laborales, donde no interfieran tus actividades de casa. De esta forma, no te sentirás abrumada por las infinitas tareas y podrás trabajar mucho mejor. Además, esto te ayudará a desconectar de tu trabajo y sentirte enfocada en una sola actividad.

Busque ayuda adicional si la necesita

Puede que pienses que trabajar en casa significa que puedes prescindir del cuidado de los niños, pero habrá días en los que necesitarás ayuda, y eso está bien. En ocasiones, como madres nos sentimos en el deber y necesidad de poder con todo, y si no lo hacemos podemos llegar a sentirnos menos, mal, e incluso culpables. Lo cierto es que pedir ayuda no está mal. Cuidar de un niño requiere de mucho trabajo, y tener que hacer otro tipo de actividades más aún, es por este motivo que es necesario poder tener momentos para nosotras mientras otra persona nos brinda su ayuda.

Además, también debes aprovechar las horas en las que papá también se encuentra en casa, y hacer que él sea el encargado de la atención de los bebes mientras tú estás realizando las últimas tareas de tu trabajo, o simplemente descansando.

(Visited 4 times, 1 visits today)