La miel de abeja es uno de esos alimentos que nos ha acompañado desde nuestros primeros pasos como sociedades. Se dice que hace 10 mil años antes de nuestra era ya conocíamos este poderoso alimento natural. Civilizaciones antiguas dan testimonio de que la miel de abeja no solo era usada para el consumo sino para otras actividades relacionadas con el cuidado de la piel e incluso ritos sagrados. Hoy te explicamos 5 usos que la miel de abeja puede tener en tu cocina.

Antes de comenzar debemos decir que la miel de abeja aporta carbohidratos de alto valor biológico y que por lo general son fuente de vitaminas B, C, D, y E. Además contiene una buena cantidad de antioxidantes como los flavonoides y fenólicos.

En la pastelería

Como sabemos, la miel de abeja es un excelente endulzante natural. Aunque tiene múltiples beneficios para nuestra salud, los profesionales recomiendan nunca exceder la ingesta de este alimento.

En todo caso, la miel de abeja en la repostería no solo funciona como un remplazo del azúcar blanca. Además puede ayudar a dar buen cuerpo a tortas, galletas, bizcochos. Cuando se lo combina con sabores como cítricos y frutos secos el sabor de la miel de abeja se potencia.

Para bebidas y cócteles

Puede que nunca te hayas puesto a pensar en este uso. Pero tampoco es extraño ver a personas que endulzan sus bebidas diarias como tés y cafés con una cucharilla de miel de abeja.

Igual en este caso, además de endulzar la miel de abeja, a diferencia del azúcar convencional, también da a la bebida un aporte de sabor único. Así, tenemos smoothies que suelen ser preparados con miel e incluso cócteles que con una buena base de cítricos se complementan de manera ideal con la miel.

En salsas para la cocina

Las variedades de salsas que podemos preparar para acompañar nuestros platillos son diversas. Según el gusto de las personas podemos encontrar salsas dulces, semidulces, agridulces e incluso agrías. 

Las carnes blancas suelen ir bien con un salsa a base de miel de abeja. El pollo con miel es uno de los platos preferidos por muchos y no es para menos. El sabor y textura que la miel de abeja proporciona a la salsa prácticamente es irremplazable con cualquier otro alimento.

Una forma de aderezo para ensaladas

Las ensaladas también pueden beneficiarse del sabor único de la miel de abeja. ¿Alguna vez has probado una vinagreta con un toque de miel? Si no es así, te estás perdiendo de una experiencia única.

Junto al aceite de oliva y el vinagre, la miel de abeja funciona muy bien para aderezar nuestra ensaladas. Como ya señalamos en el anterior punto, la miel se complementa de una manera ideal con los sabores ácidos y cítricos. Por eso es que resulta tentador añadir un poco de miel de abeja a nuestras ensaladas que tendrán un poco de sabor caramelo dentro esa presencia fuerte de los aceites.

Estos son 5 usos que podrías darle a la miel de abeja en tu cocina. Ya el resto del trabajo depende de tu creatividad y habilidad en la cocina.

(Visited 2 times, 1 visits today)