Hoy en día, es mucho más común planificar bodas en diferentes destinos, ya que los viajes, las bodas playeras, etc. se han puesto de moda durante los últimos años. Si bien todo esto puede hacer que tu boda resalte y se vea de lejos muy diferente a otro tipo de bodas a las que hayan asistido tus invitados, debes saber que puede ser mucho más cara que una boda tradicional.

Es por esto que antes de tomar una decisión tan importante como esta, debes estar segura de qué tipo de boda quieres y qué monto estás dispuesto a pagar por ella. No servirá de nada que al final tengas la boda de tu sueño pero para hacerlo hayas gastado tus ahorros de la vida. Así que debe ser una decisión tomada con calma, con la cabeza fría y lastimosamente, sin la intervención de los sentimientos, ya que puede jugarnos en contra.

Para que tengas una idea mucho más genérica sobre los gastos que puedes tener en una boda de destino, a continuación, te contamos un poco más de algunos gastos que puede que no consideres, pero que son importantes:

Toma en cuenta el viaje y el alojamiento

Cuando pienses en lo que cuesta una boda en un destino, tendrás que tener en cuenta el alojamiento, los billetes de avión y otros gastos de viaje. Alrededor de un tercio de las parejas que celebran una boda en un destino tuvieron que volar hasta el lugar de la boda y, como todos sabemos, los costos de los boletos para un viaje en avión son bastante altos. Además, deberás estar consciente que en muchas ocasiones son los novios quienes pagan los pasajes en avión de ciertas personas cercanas o aquellas quienes son demasiado importantes pero que no cuentan con el dinero necesario.

Si este no fuera el caso y planeas que para tu boda no exista la necesidad de ir de viaje en avión, debes saber que probablemente tendrás que reservar una o varias habitaciones de hotel, lo que puede suponer un gasto adicional que no siempre está del todo previsto. Aunque algunos hoteles pueden ofrecer paquetes de boda con todo incluido o algunos otros obsequios para ayudar a mantener los precios bajos, tendrás que presupuestar el viaje y el hotel.

Otro punto que no debes olvidar es que si planeas tu boda y las fechas caen en temporada alta del lugar es probable que pagues aún más, así que ten en cuenta la época del año cuando fijes la fecha de tu boda y asegúrate de averiguar bien que tipos de costos se manejan en el lugar durante esos meses para así no tener ningún problema o percance después.

El planificador de bodas debe ser casi obligatorio

La planificación de una boda en otra ciudad, o en otro país puede ser demasiado complicada por la distancia que existe entre el lugar y los interesados. Reunirse con los proveedores de la boda, visitar los lugares de la boda, programar una degustación del menú y otras tareas pueden ser mucho más complicadas si se hacen a distancia. Es por esto que las parejas que desean celebrar una boda en otro tipo de destino deben incluir sí o sí entre sus gastos el contratar un planificador de bodas, el cual sea local del lugar y así pueda ayudarles durante todo el proceso.

Esto es esencial ya que al no conocer como se manejan las cosas en ese determinado lugar, podemos cometer muchos errores que al final del día pueden incluso costarnos mucho dinero. Por este motivo, es ideal gastar un poco en un planificador de bodas para así después estar tranquilos.

(Visited 3 times, 1 visits today)