El nombre de Marie Curie debería serte familiar. Ella fue una de las químicas y físicas más conocidas en el siglo XX. Aunque es conocida por su nacionalidad francesa ella nació en Varsovia, Polonia, en 1867.

Hoy en Tip Mujeres te contamos un poco más de esta increíble mujer y por qué aún tenemos mucho que agradecerle. Desde sus grandiosos aportes al estudio de la radioactividad hasta los espacios que fue abriendo para las mujeres en el área de las ciencias y la investigación.

Primera mujer profesora en la Universidad de París

Después de una carrera llena de logros y hallazgos importantes. Marie Curie empezó desde 1900 a dar clases en la Universidad de París. Tremendo año para abrir el nuevo siglo y ver cómo las mujeres nos hacíamos un espacio en los centros de enseñanza superior.

Ya para esa fecha, Marie Curie, junto a su esposo, ya había logrado aislar el radio en su estado más puro. Además de dar evidencias claras del aporte de la radioactividad para la eliminación de tumores y células muertas en el cuerpo humano. Como sabemos, ambos estudios, fueron claves para los avances de la ciencia radioactiva y lo que a posterior conoceríamos como medicina nuclear.

En 1905, Marie recibe el puesto de profesora y la cátedra de física en la Universidad de París viendo junto a este nombramiento un laboratorio donde ella y su esposo podían seguir desarrollando sus investigaciones en torno al radio.

Primera persona en ganar dos premios Nobel en diferentes categorías

En 1903, la Real Academia de las Ciencias de Suecia otorgó el Nobel de Física a Marie Curie. El premio fue la visibilización de años de investigación sobre los fenómenos de la radiación. Este fue el primer Premio Nobel entregado a una mujer hasta ese entonces.

Un dato interesante de esta primera entrega del premio es que los esposos Curie no pensaban viajar a Estocolmo para recibir el premio debido a la falta de tiempo y al estado cada vez más deteriorado de Pierre.

Después de la muerte de su esposo y de haber pasado por un periodo muy triste en su vida, en 1911 la Academia Sueca le vuelva a galardonar con el Premio Nobel. En esta ocasión en el área de Química y de manera solitaria. Ahora se reconocían los estudios que descubrieron el radio y el polonio, el estudio de sus compuestos y naturaleza.

Aunque ya Marie Curie tenía una reputación bien ganada en las ciencias, no fue sino hasta este último premio que terminó de convencer a la sociedad civil. Ya sea por prejuicios de género o simple falta de interés al estudio de las ciencias, el trabajo de Marie quiso ser opacado por gente que no veía con buenos ojos a una mujer en un laboratorio.

La primera mujer en ser sepultada con honores en el Panteón de París

Marie Curie pasó sus últimos años de vida completamente dedicada al estudio de la radiación junto a Irene, una de sus hijas que a posterior seguiría sus investigaciones. Y fruto mismo del trabajo sin medidas de seguridad que hasta ese momento no parecían necesarias, Marie falleció en 1934 a causa de una anemia aplásica.

Setenta años después, en 1995 sus restos junto a los de su esposo fueron trasladados al Panteón de París. Con este hecho Marie Curie se convirtió en la primera mujer en ser sepultada en este lugar con honores propios.

(Visited 10 times, 1 visits today)