Los nutrientes son elementos que todos los seres humanos debemos tener en óptimos niveles para que nuestro organismo funcione correctamente. Cuando los niveles nutricionales se encuentran equilibrados, nuestro cuerpo se mantiene saludable y nuestra belleza natural aflora.

Hay que hacer la diferenciación entre hombres y mujeres a la hora de hablar de la carga nutricional ideal. El organismo femenino es totalmente distinto al del hombre (aunque puedan tener los mismos órganos, funcionan de manera diferente), lo que hace que las necesidades nutricionales sean diferentes.

Por ejemplo, si nos fijamos en la constitución del cuerpo, la mujer tiene mayor presencia de grasa que de masa muscular, caso contrario al de los hombres. El metabolismo de la mujer es mucho más lento que el de los hombres, lo que hace que hay un aumento de peso.

Las mujeres pasan en la vida por etapas que le exigen una mayor cantidad de energías, como, por ejemplo, el embarazo o la menopausia. Lo cierto es que hay una serie de nutrientes son esenciales para las mujeres, los cuales deben mantenerse en niveles óptimos para que el organismo femenino funciones perfectamente.

¿Cuáles son esos nutrientes esenciales?

A continuación, le vamos a contar cuales son esos nutrientes esenciales que no pueden faltar en la dieta saludable de toda mujer:

Hierro

La menstruación es un período durante el cual las mujeres pierden mucha sangre, lo que genera la pérdida de hierro; este mineral interviene en el proceso de formación de los glóbulos rojos. Cuando hay deficiencia de hierro, la persona se siente más fatigada y débil, de hecho, se puede sufrir de anemia.

Si se quiere consumir hierro de manera natural, se debe aumentar el consumo de legumbres, hortalizas de hoja verde, quínoa, brócoli, carnes (de pavo y rojas), chocolate negro, frutas, frutos secos y semillas. Se debe completar el consumo de hierro con el de vitamina C para mejorar los procesos de absorción del hierro.

Calcio

El consumo de calcio mantiene perfectamente los dientes y demás huesos del cuerpo, sobre todo cuando se transita la adolescencia, el estado de gravidez, la lactancia y la menopausia. Algunos de los alimentos que más contiene calcio son los frutos secos, sésamo, la chía, el tofu, las judías verdes, los higos secos, el brócoli y la sardina. Hay complementar el consumo de estos alimentos con la ingesta de vitamina D para potencializar la absorción del calcio.

Vitamina D

Por lo general se obtiene esta vitamina a través de la exposición diaria a la luz solar, esta vitamina es fundamental para la absorción del calcio en el organismo. De manera natural, la vitamina D se consigue en los huevos, lácteos y pescados azules.

Fitoestrógenos

Los fitoestrógenos se consiguen de manera natural en las plantas, estos tienen la misma manera de actuar que los estrógenos. Ellos no solo protegen el sistema reproductor, sino que, también, actúan dentro de los procesos metabólicos del colesterol y las grasas, minimizan los niveles de tensión arterial, redistribuyen la grasa corporal, intervienen en la regulación del sueño. Los estrógenos juntos los andrógenos activan la libido.

Ácido fólico (vitamina B9)

Es preciso mantener el ácido fólico en los niveles correctos cuando se está en estado de gestación. Esta vitamina se consigue en las hortalizas de hojas verdes, legumbres, frutas y frutos secos.

Probióticos

La flora intestinal y el color necesitan de los probióticos para desarrollar sus funciones correctas, asimismo, mejora la digestión, se potencian las defensas y se previene el estreñimiento. Los prebióticos se consiguen de manera natural en el kéfir o el yogur o el chucrut

Ácidos grasos – Omega 3

No todas las grasas son dañinas o nocivas para el organismo, los ácidos grasos omega 3 son los principales elementos que ayudan a mantener una salud cardiovascular insuperable, de igual manera evita y disminuye los dolores menstruales, los “calorones” y regular el colesterol. Se obtienen de manera natural en los pescados azules, el aceite de oliva, las nueces, aguacates y hortalizas de hoja verde.

Magnesio

Este nutriente mantiene equilibrado el sistema nervioso, equilibra el sistema nervioso, regula la función muscular, mantiene los niveles de azúcar en sangre y la presión sanguínea. Cuando nuestro organismo tiene déficits de magnesio no volvemos más irritables, no podemos conciliar el sueño, estamos cansadas, puede presentar un cuadro de hipertensión, diabetes, osteoporosis. El magnesio se consigue a través del chocolate amargo o negro, almendras sin tostar, semillas de girasol, leguminosas, quínoa, y avena.

Potasio

El potasio tiene la capacidad de disminuir la tensión arterial, la cual puede generar problemas cardiovasculares como consecuencia del avance en la edad. De igual manera, cuando se tiene los niveles de potasio bajo, se pueden padecer de calambres y nerviosismo. Este mineral podemos conseguirlo en los plátanos o bananas, el centeno y sus derivados, los champiñones y setas y el kiwi.

Tipos de nutrientes

Los nutrientes son esos elementos esenciales que el cuerpo necesita para desarrollarse plenamente. estos se clasifican según la cantidad que necesita el cuerpo para realizar sus funciones correctamente.

Micronutrientes

Los micronutrientes son aquellos que necesita el cuerpo en pequeñas cantidades. Los micronutrientes están conformados por las vitaminas (A, B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9, B12, C, D, E, K) y los minerales (magnesio, calcio, fósforo, azufre, sodio, potasio, cloruro, hierro, selenio, zinc, manganeso, cromo, cobre, yodo, fluoruro y molibdeno).

Macronutrientes

Los macronutrientes son aquellos que el cuerpo requiere en grandes cantidades. Los macronutrientes están compuestos por el agua, las proteínas, las grasas y los carbohidratos.

Cada uno de estos nutrientes tienen grandes efectos sobre el organismo y el cuerpo, algunos ayudan a mejorar el metabolismo, equilibran los niveles de agua, fortalecen los huesos y dientes, previenen algunas enfermedades o condiciones, mejoran la apariencia de la piel, dan brillo al cabello, estimulan el crecimiento de las uñas, solo por nombrar algunos procesos.

Para disfrutar de todos los beneficios de los nutrientes es necesario llevar una dieta saludable y equilibrada. De tal forma que, el cuerpo mantenga los niveles óptimos de nutrientes esenciales para seguir todos y cada uno de sus procesos y/o funciones; lo que se traduce en una mejor calidad de vida.

(Visited 4 times, 1 visits today)