Si bien en muchas ocasiones ser madre implica quedarse en casa junto a los niños para acompañarles y ayudarles con las tareas del colegio, existen muchas otras actividades que podemos realizar si nos la proponemos. Es muy importante, que sin importar la edad de nuestros niños, podamos mantenerlos siempre activos y despiertos para cualquier cosa.

Además, realizar actividades diferentes puede ayudarte a mejorar tu vínculo con ellos y pasar mucho tiempo de calidad a su lado. Recuerda que los hijos aprenden mejor cuando se divierten y que mejor que hacerlo al lado de sus padres. Es por este motivo que debes procurar añadir a tu rutina actividades diferentes que les encanten. A continuación, te damos algunos consejos que pueden ayudarte a lograrlo:

Procura hacer de estas actividades un hábito

Sin importar el tipo de actividades que quieras o desees hacer con tus hijos, debes tener presente que debes procurar que estas sean relativamente continuas. Aunque muchos padres no lo crean, los niños también pueden estresarse, por el colegio, por las tareas, o simplemente porque son pequeños y no saben bien como lidiar con sus diferentes emociones. Es por este motivo, que es muy importante que si quiera dos o tres veces por semana incluyas en su rutina actividades que les ayuden a relajarse y a des estresarse.

En poco tiempo, verás cómo su actitud comienza a cambiar y como se van sintiendo más libres ya que tienen una forma de canalizar toda esa energía negativa. Si logras hacerlo una rutina, te aseguramos que tus niños esperarán con ansias que llegue el fin de semana o el día elegido para poder divertirse y relajarse.

Recuerda que menos siempre es más

A veces, los padres podremos creer que para nuestro hijo se sienta feliz debemos sí o sí realizar actividades extraordinarias que cuesten muchísimo dinero, sin embargo, eso es incorrecto. En ocasiones, menos puede ser mucho más si sabemos cómo hacerlo. Es por esta razón, que debes procurar que desde la actividad más simple, sea un lazo de unión para ustedes.

De hecho debes de saber que ni siquiera necesitas salir de casa para hacer algo distinto, basta con ver una película, jugar algún juego de mesa, conversar un rato, ir de compras, ayudarle a limpiar el cuarto, ir a la peluquería, etc. en realidad, es demasiado sencillo, lo único que debes buscar es el momento ideal para poder hacer que tus niños salgan de la rutina del día a día.

Lo importante es el proceso

Es importante entender que los niños suelen vivir su vida mediante hábitos, y cuando en ocasiones alguno de ellos es cambiado puede ocasionarle muchos problemas en su día a día. Por esta razón si ves que tu hijo no está demasiado feliz o completamente emocionado con las actividades no te desamines, más importante que el resultado es el proceso de poder construir y crear estos lazos tan importantes.

Así poco a poco, verás cómo sus actitudes comienzan a cambiar y como en cuestión de tiempo empieza a tener resultados. Lo importante es que como madre no te desesperes y que confíes en que todo en esta vida lleva cierto proceso, más cuando nuestros hijos son pequeños y no saben bien como lidiar con los cambios. Ahí, el punto más importante eres tu ya que debes ayudarles y guiarles para que puedan encontrar en estas actividades nuevas formas de des estresarse y poder relajarse.

Te aseguramos que con estos consejos, cualquier actividades que desees incorporar en la rutina de tus hijos hará que el tiempo en casa sea mucho más divertido y llevadero.

(Visited 4 times, 1 visits today)