La cocina es una habilidad nata para algunos, mientras que para otros, es una actividad que mejora y se desarrolla con el tiempo y con la práctica. Así que no debes frustrarte si consideras que no te va tan bien en la cocina como quisieras ya que probablemente no sea lo tuyo. Sin embargo, esto no quiere decir que no puedas ser buena en ello.

Lo cierto es que existen algunos pequeños trucos que pueden hacer que tus platillos sean deliciosos en pocos segundos y sin necesidad de preparaciones extravagantes. Es por esto, que en este artículo, te vamos a contar todo lo que necesitas saber para poder convertirte en una experta en la cocina en muy pocos pasos:

Da un toque especial con hierbas y especias

Probablemente si no tienes mucho conocimiento de cocina la sazón de tus comidas se basa en sazonar con sal y pimienta. Debes saber que existe una gran variedad de especias y hierbas que pueden darle un toque diferente a tus platillos. Por este motivo, debes aprovechar el poder de las hierbas frescas y las especias secas las cuales son mágicas y esenciales para añadir sabor a cualquier plato. Además, otro punto a favor es que las hierbas y las especias también son una forma estupenda de potenciar el sabor de un plato sin añadir calorías.

Dales especial cuidado a tus cuchillos

Un cuchillo afilado lo es todo. No hay herramienta más importante en la cocina que un buen cuchillo ya que te ayuda a cocinar mucho más rápido debido a que hace que tu tiempo en la cocina sea más fácil, más eficiente y, lo creas o no, un cuchillo afilado es mucho más seguro. Un cuchillo sin filo es un cuchillo peligroso, debido a que la fuerza necesaria para hacer un corte con un cuchillo sin filo hace que sea más probable que se haga daño que si utilizas un cuchillo afilado.

Ten siempre a la mano un buen recetario

Tener un recetario a la mano es esencial si eres una cocinera principiante. Esto debido a que en ocasiones no tenemos una mínima idea de lo que podemos cocinar o de lo que podemos hacer con todo lo que tenemos en casa, lo bueno es que con un recetario se nos abre un mundo de posibilidades a las que podemos aspirar.

Ahora, un recetario no basta, también es demasiado importante leer la receta a fondo antes de comenzar a cocinar. No basta con ver los ingredientes y asegurarnos de tenerlos en casa, sino va mucho más allá. Debemos leer la receta completa para así evitar muchas frustraciones y a hacer de la cocina una experiencia positiva. Esto ya que podemos comenzar y darnos cuenta que el platillo puede tardar cinco horas en hacerse, o que se necesitaba una marinación previa que no tenemos, etc.

Utiliza con cuidado la sal

Sin duda alguna la sal es un potenciador de sabor natural. Si utilizas la famosa sal de mesa yodada, considera la posibilidad de cambiarla por otro tipo de sal ya que este sencillo cambio puede darle un giro a todos tus platillos.

Prueba todo lo que preparas

Los sabores cambian y se desarrollan a medida que uno va cocinando. Por este motivo, nuestra recomendación es que procures probar lo que cocinas lo más seguido posible. No basta con probar al principio o al final, ya que será mucho más complicado lograr algún cambio que sea necesario. Por esto, si vas probando a medida que cocinas, puedes ver si necesitas más sal, o si se te paso la mano y encontrar la solución adecuada capaz de arreglar el platillo en segundos.

(Visited 3 times, 1 visits today)