La relación que tienes contigo mismo es la más importante de tu vida. La realidad es que la forma en que percibimos a los demás tiene casi todo que ver con cómo nos percibimos a nosotros mismos. Somos nuestro único marco de referencia por este motivo aquellos rasgos, comportamientos, motivos y obsesiones que no hemos experimentado personalmente son completamente ajenos a nuestro cerebro. Sin embargo, todo aquello que logramos ver, y criticamos en los demás, es porque lo tenemos dentro de nosotros.

Por este motivo es tan importante trabajar en nuestra relación con nosotros mismos y en la forma en que nos amamos ya que si no tenemos un cariño propio, es muy difícil que logremos ver nuestro lado positivo y sacarle su mayor provecho.

Para lograr esto, te recomendamos seguir algunos consejos que vamos ad arte a continuación para que puedas mejorar tu relación con tu propio ser:

Intenta escucharte a ti mismo como escuchas a los demás

El primer paso para tener una buena relación con nosotros mismos, sin duda alguna está en poder escucharnos y comprendernos. En ocasiones podemos ser tan duros con nosotros que consideramos que todo lo que pensamos y sentimos es una exageración. Realmente no es así, todo lo que sentimos es válido y lo ideal es poder comprenderlo.

Para esto, es importante que nos demos el tiempo de poder escucharnos. Así podemos entender por qué nos molesta lo que nos molesta, o por qué nos hace felices lo que nos hace felices. De esta forma, aprendemos a lidiar con nosotros mismos y darnos el apoyo que tanto buscamos en los otros.

Entiende el porqué de los problemas que tienes

Muchos problemas con los que cargamos a lo largo de nuestra vida son el resultado de malas experiencias que hemos tenido o de situaciones que nos han hecho odiar lo que somos o lo que está a nuestro alrededor. Por este motivo, es necesario hacer un trabajo de retrospección para así poder conocer las causas de esos problemas que tanto nos aquejan.

Una vez que sepas dónde o cómo empezó todo podrás darte cuenta de que tal vez adoptaste una idea equivocada sobre ti mismo basada en lo que creías que era cierto en ese momento. Sin embargo, nunca es tarde para cambiar nuestros pensamientos y esto puede ayudarte a comprenderte mejor.

Conoce tus sentimientos y necesidades a profundidad

A pesar de tener que lidiar con nuestra mente a lo largo de nuestra vida, muchas personas no logran entender a cabalidad sus sentimientos y necesidades. esto suele ocurrir porque lastimosamente nunca nos damos el tiempo de conocernos a nosotros mismos como procuramos conocer a los demás.

Practicar escucharnos a nosotros mismos debería ser considerado un arte, ya que no es tan sencillo como suena, pero sin duda algún vale mucho la pena el intentar y confiar en lo que nos dice nuestro corazón.  

Sé sincero contigo mismo

Todos sabemos que no podemos ser incondicionalmente honestos pase lo que pase. Tenemos que reservar nuestros pensamientos en ocasiones para así asegurarnos de mantener una buena posición en el trabajo, no destruir una amista, etc. Sin embargo, el hecho de que no puedas decir siempre toda tu verdad o lo que realmente piensas no significa que tengas que hacerlo contigo mismo.

Ser sinceras con nosotras mismas es probablemente la mejor forma de comenzar a mejorar nuestra relación. Estar en la disyuntiva si lo que dice nuestro corazón o lo que dice nuestro cerebro es cierto puede ser agotador. Es por este motivo que debes hablarte con sinceridad y no juzgarte. De esta forma comenzarás a conocerte un poco más cada día.

(Visited 8 times, 1 visits today)