La máscara de pestañas, o conocido normalmente como rímel, son uno de los básicos de maquillaje, ya que pueden transformar una mirada triste y aburrida, en una despierta y radiante. Esto hace que toda persona a quién le guste el maquillaje, no pueda vivir sin este producto. Además, el rímel resalta los looks y les da un mejor acabado.

La popularidad de este producto ha hecho que muchas marcas eleven su precio por los cielos. Por esta razón te vamos a contar como hacer tu propio rímel casero, con esto, estarás ahorrando mucho dinero que habrías invertido en máscara de pestañas o rímel de famosas marcas. tendrás el mismo resultado o incluso uno mejor.

Al aprender cómo hacer un rímel casero además, optaras por una alternativa más natural, ya que los rímels de las grandes marcas, tienen un sinfín de químicos que, si bien son aptos para las pestañas, si llegan al ojo pueden dañarlos y ocasionar pequeños orzuelos. De esta forma, no solo ahorrarás dinero, sino también estarás cuidado tus pestañas para que se vean más largas y fuertes.

Rímel casero transparente y fortalecedor

Este rímel está hecho a base de aceite, esto hace que sea transparente, por lo que es ideal para aquellos días en los que quieras tener un look natural, sin que se te vea el maquillaje cargado. El ingrediente principal es el aceite de ricino, este tiene grandes propiedades debido a que estimula el crecimiento de las pestañas mientras les brinda fuerza por lo que hace que crezcan más resistentes y no se rompan cuando usas el rizador.

La preparación es demasiado sencilla, puedes ayudarte de un envase de rímel antiguo. Sin embargo, tienes que limpiarlo bien para que no exista ningún resto de la anterior mezcla. Cuando lo tengas así, puedes agregar en el bote aceite de ricino y aplicarlo por las noches, o cuando quieras un look más delicado.

Si no encontraste ningún recipiente vacío, puedes ayudarte de los cepillos de cejas y usarlo para aplicar el aceite. Es importante que, si quieres ver los resultados, seas constante con el tratamiento.

Rímel casero oscuro

Ahora aprenderemos a hacer un rímel casero oscuro, este rímel oscuro, puedes usarlo en ocasiones especiales, o cuando necesites tener un look más llamativo, esto debido a que sus ingredientes hacen que sea más potente, por lo que es ideal para maquillajes de noche o muy dramáticos.

Los insumos que vas a necesitar para realizar esta mezcla de rímel casero son aloe vera, o gel de aloe vera. Si no encuentras el gel, puedes conseguir la planta y sacar toda la pulpa. Cuando lo hayas hecho, bastará con que lo licues unos minutos y tendrás el gel listo.

El otro ingrediente será una sombra de tu preferencia. En el mejor de los casos y si quieres un rímel convencional puedes optar por la sombra de color negro. Sin embargo, también puedes intentar hacerlo con los colores que más te gusten.

Para la preparación, tienes que comenzar raspando la sombra del color que hayas elegido, cuando tengas una especie de polvo, ve agregando poco a poco el gel de aloe vera. Procura obtener una masa completamente integrada y con una consistencia similar a la de un rímel convencional. No debe quedar ni muy líquido ni muy espeso.

Cuando tu mezcla este lista, puedes introducir toda la sustancia en un recipiente vacío de la misma forma que el aceite de ricino. Procura mantenerla cerrada y en un lugar frío como en el refrigerador, esto para que el gel de aloe vera no se dañe.

Rímel casero de diario

Este rímel por sus componentes, es el más apto para uso diario ya que ayudará a fortalecer las pestañas y a su crecimiento. Por este motivo, mientras seas más constante con su uso los resultados serán mejores. Puede ser el rímel perfecto para el día a día ya que no es muy cargado, sin embargo, te cambia la mirada.

Los ingredientes que vas a necesitar son aloe vera como en el anterior, ya sabes cómo puedes realizar tu propio gel. También necesitarás aceite de almendras, este ayudará al crecimiento y al fortalecimiento de las pestañas. El agua destilada ayudará a que la mezcla no sea tan espesa ya que vas a necesitar incorporar dos gramos de cera de abeja, esta, gracias a sus propiedades ayuda también a que sean más resistentes. Finalmente, para el color necesitas carbón activado.

Las cantidades de la mayoría de los ingredientes son de acuerdo a la cantidad que quieras hacer. Mientras tengas una mezcla homogénea y no tan grumosa, todo estará perfecto.

Antes de comenzar a hacer la mezcla, debes triturar el carbón activado hasta tener una especie de polvo. Después, incorpora el aceite de almendras, la cera de abeja, el agua destilada y finalmente el gel. Mezcla todo hasta que los ingredientes estén bien integrados. Cuando esto ocurra, puedes pasarlo a un recipiente. Es recomendable mantenerlo en el refrigerador para que dure más tiempo, ya que como te dijimos anteriormente, el gel de aloe vera puede estropearse frente a temperaturas muy altas y perdería la mayoría de sus propiedades.

(Visited 1 times, 1 visits today)