A muchas mujeres les encanta broncearse, no solo cuando van a la playa, sino también cuando tienen algún tipo de evento que realizar. Sin embargo, la mayoría de los bronceadores están compuestos por una serie de químicos que pueden llegar a ser abrasivos para la piel, incluso tóxicos. También existen las camas solares que irradian rayos UVA que puede provocar diferentes enfermedades a lo largo del tiempo, ya que el cuerpo no logra deshacerse de todos esos rayos que han entrado a nuestro cuerpo.

Por esta razón, la mejor opción si realmente estas buscando broncearte puede ser optar por insumos naturales los cuales le darán un aspecto bronceado a tu look sin necesidad de dañar tu cuerpo. Es importante que recuerdes que el bronceado casero no será siempre igual que con productos químicos o en camas solares, sin embargo, el resultado también te fascinará, no solo porque quedará muy bonito, sino también porque estarás siendo más conscientes de lo que introduces a tu cuerpo.

A continuación, te contamos como hacer tu propio bronceador casero con ingredientes que de seguro tienes en casa:

Ingredientes para tu bronceador casero

Este bronceador casero que prepararemos tiene en si ingredientes sencillos de encontrar que incluso podemos tenerlo en casa mismo:

  • 250 ml de agua: puedes usar tanto agua hervida como cruda, destilada o agua normal, ya que no afectará al resultado final
  • Café triturado: puedes sacar el café de alguna bolsita que tengas, si lo tienes en grano puedes triturarlo en una licuadora antes de usar
  • Crema corporal de tu elección, preferentemente de color blanco: la crema que usas normalmente es perfecto, si quieres un mejor efecto y acabado procura que no tenga color
  • Rociador: puede ser un rociador que ya hayas usado o de algún producto que se te haya terminado, lávalo bien

Preparación del bronceador casero

Lo primero que debes hacer es poner dentro de una taza o el bowl a tu elección el agua y haz pasar el café. Como si fueras a tomártelo o de la forma que lo haces habitualmente, también puedes hacerlo en una caldera o en una cafetera. Sin importar como lo hagas el resultado deberá ser el mismo.

Cuando el café ya esté completamente listo, frío o a temperatura ambiente y que no tenga ningún grumo ni ningún rastro de café, comienza a incorporar en el recipiente la crema que escogiste, deberá ser preferentemente blanca para que el café sea el protagonista del color que tomará la mezcla.

Mezcla ambos ingredientes hasta que obtengas una mezcla homogénea casi como una base de rostro. Puedes añadir más café si estás buscando que el tono de tu bronceador sea más oscuro, y si por el contrario lo quieres más blanco, puedes echarle menos cantidad.

Finalmente, lo único que debes hacer es introducirlo al rociador que hayas escogido. Preferentemente guarda la mezcla en el refrigerador para que se conserve, aplícala durante las noches al menos una vez a la semana y espárcela bien por todo tu cuerpo de forma uniforme para que no se creen líneas o texturas que hagan que el bronceado no tenga un aspecto prolijo.

Cómo pudiste ver, los ingredientes son sumamente fáciles de encontrar, así que no tienes excusas para no intentar hacer este bronceador casero que no solo promete dejarte la piel color canela, sino también alejarte de los químicos de los bronceadores artificiales.

Si eres de las personas a las que le gusta el autobronceador y realizarlo si quiera una vez por semana, puedes utilizar el mismo café que usaste para hacer el bronceador y a este añadirle el aceite de tu preferencia y una pequeña pizca de sal. Para mejores resultados, ponlo en un pequeño atomizador y aplícalo en las zonas que prefieras y déjalo actuar.

Veras que con el paso del tiempo tu cuerpo comenzará a agradecer que ya no lo expongas a tanto químicos o a los rayos UVA, ya que aunque no lo creas a la larga llegan a ser muy perjudiciales para la piel, pudiendo provocar incluso enfermedades como el cáncer. Por esto, es muy importante que siempre que vayas a comprar algún producto de belleza o algún insumo que vaya a tener contacto directo con tu piel, te fijes cuales son los ingredientes ya que muchas veces no nos damos cuenta lo dañinos que pueden ser, y las empresas se han vuelto tan expertas con el marketing que han dejado de lado el verdadero objetivo, que es cuidar a sus clientes.

Así que cada vez que puedas, observa los insumos con los que están hechos tus productos y en la medida de lo posible, trata de sustituirlos por opciones más ecológicas y caseras, que no solo ayudarán al medio ambiente, sino también, harán que tu cuerpo se sienta mejor al alejarlo de tantas sustancias que en su mayoría pueden llegar a ser tóxicas.

Esperamos que este bronceador te fascine y se vuelva la única opción para tu bronceado y autobronceador.

(Visited 21 times, 1 visits today)