A todas nos gusta cuidar nuestra piel. De hecho, una piel bien cuidada nos hace ver más relucientes y jóvenes. Uno de los productos que más ayuda a lograr esto es el sérum casero que puedes hacer con ingredientes que tienes en tu casa.

El sérum facial es imprescindible para el rostro ya que es uno de los productos que están hechos específicamente para lograr que la piel se vea hidrata, cuidada, brillante y radiante. Sin embargo, la mayoría de los sérum de farmacia tienen sinfín de ingredientes que pueden llegar a ser abrasivos para la piel, por esta razón, siempre es mejor optar por un tratamiento casero y hecho por tus propias manos. De esta forma, sabes perfectamente que es lo que estas poniendo en tu piel.

Para realizar tu sérum casero, necesitas pocos ingredientes completamente naturales, por lo que no te causarán alergias ni rojeces. A continuación, te mostramos como:

Sérum casero para piel grasa

Para poder aplicar el serum adecuado para tu piel, se debe considerar que tipo de piel tenemos, dado el caso se puede aplicar uno u otro, en este caso primero empezaremos por enseñarles a hacer serum casero para piel grasa.

Los ingredientes que vas a necesitar para tu sérum casero son:

  • Té verde: este ingrediente es un gran antioxidante tanto para la piel como para el cuerpo. La forma de conseguirlo es en las bolsitas de té o a granel.
  • Vitamina E: con una cápsula es más que suficiente.
  • Aloe vera: una hoja de esta planta hará la diferencia en nuestro rostro.
  • Envase o frasco: puedes escoger el recipiente que más se acomode a ti. Aquí será donde guardes el sérum casero.

Ahora la preparación:

Lo primero que debes hacer es poner la hoja de aloe vera en agua por lo menos un día, esto para eliminar todo el yodo de la planta. Después, debes sacar toda la pulpa de la hoja de aloe vera y dejarlo en un recipiente. Calienta el agua como si fueras a preparar una taza de té. Cuando el agua este hervida agrega la bolsa de té tal cual prepararías un mate.

Cuando enfríe, incorpora el té preparado al recipiente con el aloe vera, y mézclalo hasta que tengas una sustancia homogénea. Cuando esto esté listo, agrega la vitamina E, es decir, rompe la cápsula y deja verter el líquido en la mezcla.

Ahora deberás envolver todo hasta que tu mezcla no tenga ningún grumo. Cuando lo tengas listo, puedes ponerlo en el recipiente que escogiste y no olvides dejarlo en el refrigerador si quieres que te dure más tiempo.

Sérum casero para piel seca

Si estás seguro de que tu piel no pertenece al tipo de rostro graso, lo más probable es que sea seco. Si este es el caso, quiere decir que tu organismo no produce la suficiente humectación para darte una piel radiante. Por lo tanto, el sérum tendrá una preparación e ingredientes diferentes. Ahora, debemos centrarnos en insumos que mantengan tu rostro humectado, para esto, se usan aceites naturales.

Además, la piel seca si bien no tiene granos como la grasa, suele provocar enrojecimiento en algunas zonas, descamaciones e incluso pequeñas manchas que no llegan a desaparecer del todo. Sin embargo, con este sérum, todo será diferente.

Los ingredientes que vas a necesitar para tu sérum casero son:

  • Aceite de palta: este aceite tiene gran cantidad de antioxidantes y estimula la regeneración de la piel. Con dos cucharadas es más que suficiente.
  • Aceite de jojoba: es uno de los aceites más humectantes, por lo que hará que tu rostro no luzca tan seco y tenga más vida. Al igual que el aceite de palta, necesitarás dos cucharadas.
  • Aceite esencial de manzanilla: la manzanilla elimina las rojeces de la piel que pueden aparecer cuando existe partes resecas.  10 gotas de esta sustancia harán el cambio en tu rostro.
  • Aceite esencial de rosa: reduce las marcas en la piel, es antiinflamatorio y reduce las rojeces. Se usa la misma cantidad que el aceite esencial de manzanilla.
  • Un frasco de vidrio oscuro: será necesario para guardar el sérum, es importante que sea oscuro ya que no debe tener mucho contacto con la luz.

Ahora la preparación para sérum casero para piel seca:

La preparación es un poco diferente a la primera, ya que el tratarse de aceites se deben realizar otros métodos, sin embargo, es mucho más simple. En primer lugar, necesitas el frasco de vidrio oscuro. Esto ya que los aceites suelen perder sus propiedades si están demasiado expuestos al sol.

Cuando tengas el recipiente, introduce el aceite de palta y de jojoba. Agítalo hasta que creas que se han incorporado correctamente. Después, agrega los aceites esenciales. Vuelve a mezclar todo hasta tener un solo aceite homogéneo del que no se diferencie ninguna sustancia.

Una vez que esté listo deberás dejarlo por mínimamente 24 horas en un sitio oscuro, de ser posible 48. Es importante que en el lugar donde lo vayas a dejar no exista humedad ya que podría arruinar el proceso.

Este sérum puede usarse tanto en la mañana y en la noche como solo una vez al día, si este es el caso, es preferible que sea durante la noche, ya que de esta forma ayudará a que tu rostro se regenere mientras descansas y te despiertes con una piel completamente renovada. Dos o tres gotas en las yemas de los dedos serán más que suficientes y no olvides esparcir el aceite por toda la cara hasta que no quede rastro de él. De esta forma, te aseguras que todos penetren de forma correcta y te den buenos resultados.

(Visited 1 times, 1 visits today)