El ejercicio durante el embarazo, contrario a lo que muchos piensan, puede traer muchos beneficios para la salud de la mujer ya que ayuda a una mejor presión arterial, contribuye a tener un control del peso y un mejor estado de ánimo. Para nadie es un secreto que si bien la etapa del embarazo es una de las más lindas, para muchas mujeres puede traer mucha tristeza, frustración e incluso episodios de depresión. Es por este motivo que lo mejor es practicar actividades que nos hagan sentir mucho mejor con nosotras mismas.

Es importante aclarar que los ejercicios durante el embarazo deben ser moderados si es que no queremos tener problemas a futuro. Para esto, debes saber que actividades como el salto, suelen estar contraindicadas para embarazadas. Sin embargo, no te preocupes, porque en este artículo te vamos a contar que clase de ejercicio sí puedes hacer durante el periodo de tu embarazo:

Intenta caminar y trotar

Para comenzar a ejercitarte no necesitas nada del otro mundo, de hecho caminar es una de las mejores formas de ejercicio para las mujeres embarazadas. Incluso antes del parto y después, es muy recomendable que la mujer camine largas distancias. Sin embargo, si consideras que caminar no es suficiente ejercicio para ti puedes probar con un poco de trote.

Para poder trotar y no tener ninguna complicación, procura hacerlo a tu propio ritmo y no sobre exigir a tu cuerpo si es que no es necesario. La clave está en reducir la duración y la intensidad del entrenamiento. En otras palabras, si tu ritmo o tu cuerpo no se sienten bien, disminuye la velocidad o detente para caminar en su lugar, de esta forma, te cuidarás a ti y a tu bebé.

Prueba algo diferente con la natación

Para muchas personas la natación puede ser una actividad muy relajante. Si tienes acceso a una piscina, aprovecha de usarla como una forma de ejercitarte durante el embarazo. La natación es un excelente ejercicio para todo el cuerpo e incluso también puede ser terapéutico para las mujeres que tienen dolores y molestias. El agua elimina la presión de las piernas y la espalda lo que es ideal para aquellas mujeres embarazadas que sufren de dolores musculares o que se sienten incomodas debido al peso de la barriga.

Incluye un poco de yoga a tu vida

El yoga es una de las mejores formas de meditación y de relajación que existen. Como mencionamos antes, algunas embarazadas pueden tener mucho estrés por todo lo que se avecina durante su embarazo. Es por este motivo que practicar este deporte puede ser lo ideal.

Para tener un buen entrenamiento de yoga lo más recomendable es que pruebes tomar clases diseñadas específicamente para mujeres embarazadas debido a que las posturas se modifican para que sean seguras y más cómodas mientras el bebé crece durante sus últimas semanas. El yoga durante el embarazo puede aliviar la ansiedad y la depresión que a veces acompañan a las mujeres, por lo que si este es tu caso, no dudes en hacer esta actividad.

Intenta con movimientos de tonificación

Las pesas pesadas pueden ser peligrosas especialmente durante los últimos meses si es que no estás acostumbrada a levantar peso. Sin embargo, esto no quiere decir que no puedas hacer ejercicios con menos fuerza donde necesites del peso de tu cuerpo para mantener la fuerza, como, por ejemplo, las sentadillas, las planchas modificadas, etc.

De esta forma, estarás tonificando tu cuerpo sin sobre exigirte lo que no hará daño al bebé. Debes saber que tienes que evitar los ejercicios de abdominales ya que durante los últimos meses puede ser contraindicado para el desarrollo del bebé.

(Visited 6 times, 1 visits today)