Los puntos negros son demasiado comunes en todas las mujeres, más en aquellas que tienen una piel grasa y mixta. Esto se debe a que, en su mayoría, los puntos negros son una acumulación de grasa en los poros que, al no lograr salir se oxidan y por esta razón se tornan de ese color. Si bien no presentan ningún problema, ni son dañinos para la salud, pueden ocasionar muchas inseguridades e incomodidades en quien las posee.

Por esta razón, es común que las mujeres traten de buscar diferentes métodos para poder hacer desaparecer estos molestosos puntos negros. Sin embargo, no todos los métodos son efectivos, ya que incluso muchos provocan la aparición de más grasa en el rostro y por ende más puntos negros.

Si tú estás buscando como acabar de forma casera con los puntos negros, a continuación, te mostramos una serie de tips o consejos que puedes seguir para despedirte de esas molestosas espinillas en el rostro:

Mantener el rostro limpio es el primer paso

Es importante, que, si queremos que nuestro rostro se aleje de los puntos negros, nuestra rutina de limpieza es esencial. Si eres una persona que suele maquillarse día a día, procura que, al llegar la noche, antes de acostarte, te quites todo el maquillaje que llevas encima y que, con ayuda de un gel limpiador, elimines todas las impurezas que pudieron haberse quedado entre tus poros a lo largo del día. Si, por el contrario, eres una persona que no suele maquillarse seguido y que en el día a día no usa ningún tipo de base, igual debes limpiar el rostro completamente, ya que es el lugar donde se almacena la grasa y el sudor que producimos durante el día. Por lo que, si no queremos que nuestros poros se tapen, debemos cuidarla.

Una vez a la semana debes exfoliar el rostro

Exfoliar el rostro, ayuda que la piel se renueve, se regenere y se eliminen las toxinas o las sustancias que hacen daño al rostro. Sin embargo, esto no quiere decir que mientras más seguido lo hagamos, mejores resultados vamos a obtener. En ocasiones, la exfoliación puede ser muy abrasiva para nuestro rostro según como se encuentre, por este motivo, una vez por semana es más que suficiente para poder obtener sus beneficios sin dañar el rostro. Recuerda que existen productos específicos para realizar esta exfoliación.

Los baños de vapor también son excelentes para eliminar los puntos negros

Los baños de vapor, son sumamente buenos para el rostro ya que ayudan a eliminar las toxinas que se encuentran alojadas en nuestra piel y que son imperceptibles para nuestra vista. Es un método nada abrasivo, ya que lo único que hace es hacer que los poros se dilaten para que, de esta forma, se desprendan todas las impurezas.

Lo único que necesitas es un recipiente que pueda resistir agua caliente hasta que comience a eliminar el vapor respectivo. Cuando esto suceda, debes poner el rostro encima a una distancia donde si bien te llegue el calor, no te estes quemando. Puedes permanecer ahí por unos minutos o si quieres resultados más rápidos, puedes tapar la cabeza con una toalla, de esta forma, el vapor se concentrará allí y el proceso será mucho más rápido.  

De esta forma, lograrás que el calor que se concentra en tu rostro, abra tus poros y se eliminen las sustancias que se alojaban allí, entre ellas, los famosos puntos negros. Es importante, que cuando termines, limpies el rostro y lo enjuagues con agua fría. El agua fría hará que tus poros se tapen y que no entre ninguna suciedad a la superficie recién limpiada.

La avena, tu mejor aliado

La avena, es un cereal que debido a su composición tiene demasiados mucílagos que es un tipo de fibra que es capaz de aportar suavidad a la piel, además de contribuir a que se vuelva más tersa. Su textura, hace que sea un exfoliante natural y cero abrasivo para el rostro, por lo que puede ser utilizado más de dos veces por semana.

Para usar la avena, lo único que debes hacer es mezclar una cucharada de avena con un poco de agua. Cuando hayan pasado unos minutos, veras que comenzará a formarse una sustancia viscosa que hará que tu rostro quede radiante.

Aplica la mezcla en todo el rostro haciendo pequeños círculos que ayudarán a la circulación y a eliminar impurezas. Cuando la mascarilla haya secado, puedes comenzar a retirar con abundante agua tibia. Verás cómo los puntos negros habrán desaparecido de tu rostro.

Pueden haber muchas otras formas para hacer desaparecer los puntos negros del rostro, pero sin embargo estas son las más populares que según parecen funcionar en muchas personas, si tu conoces algún otro método que te haya funcionado, con gusto nos gustaría que compartas esas ideas con nosotros en un comentario.

(Visited 12 times, 1 visits today)