No cabe duda que para muchas mujeres la hora de preparar la comida es una tortura ya que muchísimas veces no sabemos qué cocinar o buscamos algo diferente y al intentarlo no sale tan bien como planeamos. Sin embargo, lo único que debes saber para que tu platillo salga exquisito es una buena preparación. De esta forma, no importa si es pollo, te aseguramos que encantarás a todos.

El pollo es uno de esos alimentos que tiende a ser infravalorado. Simplemente se le añade sal y es un buen acompañamiento para cualquier platillo. Pero, no tiene por qué ser así. El pollo tiene el potencial de convertirse en una comida a la altura de cualquier ocasión siempre y cuando sepas como prepararlo.

Lo mejor de todo, es que la preparación es demasiado sencilla y probablemente solo te falta conocer algunos cuantos trucos más, es por esto que en este post te contamos todo lo que debes saber para preparar un platillo que encantará a todos en tu hogar.

Pre cocción

La pre cocción es probablemente una de las etapas más importantes de la preparación. Sin embargo, lastimosamente muchas personas no le dan la importancia necesaria ya que no les parece tan necesaria. En primer lugar, debes asegurarte de descongelar el pollo de manera natural. Es decir, debes sacarlo del refrigerador si quiera unas cuatro horas antes de empezar con la preparación.

Cuando tengas el pollo a temperatura ambiente, debes sazonarlo en un bol con tapa. Te recomendamos que le agregues un poco de sal y los condimentos que sean de tu preferencia por si quiera tres horas para así ignorar que todo el sabor penetre correctamente.

Saltear el pollo

El primer paso antes de saltear el pollo es sin duda alguna tener un buen sartén antiadherente. De esta forma, no se pegará todo el marinado en el sartén y se quedará en el pollo dándole ese sabor delicioso que tanto queremos y buscamos. Ahora, si hablamos de los cortes para poder saltear el pollo, recuerda que eso es a elección tuya.

Si quieres utilizar pechuga de pollo, te recomendamos que antes del marinado agregues un poco de ablandador de carne para dar un mejor resultado, mientras que si utilizas presas como pierna o entre pierna, no será para nada necesario.

Ahora, al momento de saltear el pollo te recomendamos que cubras la sartén una vez que haya dado la vuelta al pollo. El momento de darle la vuelta es cuando el primer lado ya tiene una superficie de color marrón intensa y un tono marfil opaco en los lados, después de cocinar de cinco a ocho minutos en el primer lado. Después de darle la vuelta, añade un cuarto de taza de agua o caldo y tape la sartén. Esto evitará que el pollo se seque, así obtendrás una presa jugosa y deliciosa.

Como puedes ver, preparar un buen pollo que elevará cualquier platillo no es para nada complicado, solo debes saber como funciona la preparación y ya estás más que listo para experimentar. Recuerda que para variar un poco las comidas y que no sea tan monótono, puedes optar por hacer diferentes marinados lo que le darán un toque distinto a tu platillo en segundos. Además, puedes jugar con los extras y utilizar papas gratinadas, arroz primavera, camote, fideos, etc.

Así de sencillo, puedes comenzar a crear los menús de la semana de una forma muy sencilla y sin mucho esfuerzo. Lo mejor de todo es que te aseguramos que a toda tu familia le encantará y te convertirás en la mejor dentro de la cocina.

(Visited 2 times, 1 visits today)