La aparición de arrugas en la piel es algo completamente natural e imposible de evitar. A medida que pasan los años, la batalla contra el tiempo se hace inevitable. Es normal que desde los veinte años aproximadamente, el cuerpo comience a cambiar y a dejar de producir ciertas sustancias que antes producía con facilidad.

La falta de producción de ácido hialurónico, colágeno, fibras de elastina y la lenta renovación celular de la epidermis, hacen que con los años, la piel deje de ser igual de tersa, hidratada y que produzca pequeñas arrugas debido a que nuestra piel se vuelve más delgada y débil.

Con el fin de retrasar la aparición de estas arrugas o evitar que se creen de forma prematura, es de suma importancia tomar algunos consejos que pueden ayudar a que nuestra piel se mantenga hidrata y tersa, por ello aquí te dejamos estos 7 tips para prevenir las arrugas prematuras en el rostro.

¿Qué hacer?

Hidrata el rostro de forma regular

Mantener la piel hidrata es importante ya que esto favorece a la elasticidad. Como se dijo antes, a medida que pasan los años, nuestra piel se vuelve menos elástica, por lo que es necesario ayudar con cremas hidratantes a que la epidermis no se seque, sino mantenga su brillo. Es más probable que las arrugas aparezcan en un rostro que no tenga hidratación, por lo que es necesario untar una crema hidratante en toda la cara al menos dos veces al día. La crema, será según el tipo de piel.

Nutre la piel todos los días

Es necesario brindar a la piel una nutrición extra para que se mantenga sana y tersa. Esto puede lograrse con diferentes aceites los cuales aportarán no solo propiedades hidratantes, sino servirán como un pequeño masaje que active las células de esa zona del cuerpo. Los aceites que pueden ser usados son: aceite de coco, aceite de almendras, aceite de tortuga, aceite de jojoba y aceite de rosa mosqueta. Para una correcta aplicación el rostro deberá estar completamente limpio y los masajes deben ser en sentido circular con las yemas de los dedos, sin ejercer demasiada presión. Las zonas en las que se debe centrar el masaje son: la frente, los ojos, el cuello, la nariz, los cachetes y el área de la boca.

Descansa lo suficiente durante la noche

No descansar lo suficiente es uno de los principales factores para un envejecimiento prematuro, esto se debe a que solo en la noche, debido a que nuestra respiración es más lenta, las células de nuestro cuerpo pueden oxigenarse mejor, permitiendo la regeneración de los diferentes órganos. Por lo tanto, si no descansamos lo suficiente. Además, durante las horas de sueño, la piel se encarga de producir más elastina y colágeno, que ayudarán a que el rostro se mantenga terso, sano y brillante.

Procura llevar una alimentación saludable

Una buena alimentación es esencial para el buen cuidado de nuestro cuerpo. Cuando se habla de la piel, se dice que todo lo que comemos se refleja en nuestro rostro, en cómo este se ve. Por este motivo, si cuidamos los alimentos que consumimos, estaremos cuidado de forma indirecta nuestra piel. Una dieta rica en frutas, minerales, verduras y grasas sanas puede hacer la diferencia entre un rostro deteriorado y uno sano.

Usa protección solar todos los días

La exposición prolongada a los rayos del sol es perjudicial para nuestra salud. Si bien es necesaria la vitamina D, debemos tener cuidado ya que el exceso de la luz solar puede provocar arrugas prematuras. Para evitar esto, es necesario usar un bloqueador solar durante el día sin importar si nos encontramos al aire libre o en lugares cerrados. Además, es importante retocarlo al menos cada dos horas ya que después no protege de la misma forma. Este cuidado puede complementarse con el uso de gorras, gafas y sombreros.

Evita el alcohol y el tabaco

Otro de los tips más recomendaros para evitar las arrugas prematuras es dejar o acostumbrar el consumo de alcohol y tabaco, estas sustancias deterioran no solo nuestra piel, sino nuestro cuerpo en general. Por este motivo, es primordial tratar de no consumirlos, o caso contrario, que su consumo sea mínimo. Con eso, evitaremos el envejecimiento prematuro del rostro, la sequedad de la piel, además de otros problemas de salud derivados del alcohol y el tabaco.

Consume mucha agua a lo largo del día

Beber al menos un litro y medio de agua por día es fundamental si queremos tener una piel brillosa y jugosa. De esta forma, mantendremos hidratado no solo el cuerpo, sino especialmente el rostro. Una piel seca denota más signos de la edad que una hidratada, por lo que si queremos vernos más joviales y evitar las arrugas prematuras, el agua será nuestro aliado.

(Visited 12 times, 1 visits today)