La piel es uno de los órganos más importantes del cuerpo y su cuidado correcto es primordial para nuestra salud. Especialmente para las mujeres, quienes no solo estamos expuestas a los rayos solares, sino también somos más propensas a tener manchas en la piel por efecto de las largas horas de exposición al sol.

Como sabemos que para ti es importante saber cómo cuidar correctamente de tu piel en verano, y así evitar todos los efectos negativos de una mala exposición a la luz solar, te brindamos los siguientes consejos:

1. Usa bloqueador solar en el rostro

El bloqueador o protector solar, es fundamental para el cuidado de nuestra piel, no solo en verano, sino en todas las temporadas del año. Es necesario su uso tanto en interiores como en exteriores, ya que no solo la luz solar afecta a nuestra piel, sino también las luces azules a las que nos exponemos cuando usamos una computadora, un celular o cualquier dispositivo digital. Es recomendable aplicarse el bloqueador cada dos horas aproximadamente e irlo retocando a lo largo del día para que cumpla de forma correcta su función.

2. Usa accesorios para cubrir tu rostro de los rayos del sol

Los accesorios son primordiales, no solo para elevar y darle un giro a nuestro look, sino también para protegernos del sol. Desde una sombrilla, unas gafas de sol, sombreros y tapados, pueden ser un gran aliado para protegernos de la luz solar.  Estos accesorios pueden darnos versatilidad a la hora de usarlos y nos permite protegernos al mismo tiempo que mejora nuestra apariencia.

3. Usa vestimenta que te proteja del sol

Es importante recordar que como dicen muchas personas, la ropa oscura atrae más el calor, por lo tanto, es más probable que los rayos del sol lleguen con más fuerza. Por esta razón, una buena opción es usar colores claros, colores primaverales o cálidos y evitar los tonos fríos. También, puede optarse por usar ropa sumamente ligera ya que el estar constantemente bajo el sol puede hacernos transpirar. Por esto es mejor, usar ropa cómoda y delgada que permita que nuestra piel respire y que al mismo tiempo, nos proteja.

4. Procura no salir a la calle en los horarios en que el sol está más fuerte

Otro de los consejos para cuidar tu piel en verano es que si está dentro de nuestras posibilidades, lo recomendable es evitar el sol durante las horas de la mañana hasta por lo menos las tres de la tarde. Los rayos solares, aumentan su fuerza durante estas horas, por lo que una exposición prolongada a la luz solar durante estos lapsos de tiempo, a la larga puede ser perjudicial para nuestra salud. Sin embargo, si no está dentro de nuestras posibilidades mantenernos alejadas del sol durante esas horas, podemos optar por tomar en cuenta los puntos anteriores: usar ropa ligera, usar accesorios que nos cubran del sol y no olvidarnos del bloqueador.

5. Procura limpiar tu rostro de forma correcta

La limpieza correcta no solo del rostro, sino de todo el cuerpo, es vital para un buen cuidado de la piel. Más aun cuando estamos en verano. La limpieza será fundamental para lograr que los rayos de sol no afecten tanto a nuestra piel, ni el uso prologando del protector solar. Además, la época de calor, hace que los cuerpos transpiren con más frecuencia y en mayor cantidad, por lo tanto, esto favorece a la acumulación de grasa en los poros, y a la posterior creación de puntos negros o granos. Para evitar esto, es importante lavarse el cuerpo de manera adecuada.

6. Exfolia tu rostro una vez por semana

La exfoliación es muy importante no solo en verano, sino en todas las estaciones. Sin embargo, como se mencionó anteriormente, la acumulación de sudor y grasa en los poros, puede generar la aparición de granos y puntos negros. Para ayudar a que la piel se mantenga suave y sin imperfecciones, es importante la exfoliación. Sin embargo, no debe realizarse todo los días, máximo una o dos veces por semana será suficiente para ver sus resultados.

7. Usa crema hidratante todos los días

Mantener hidratada la piel es fundamental para un buen cuidado. Sin embargo, debido a que en verano estamos expuestas a temperaturas más altas y la piel crea con más facilidad grasa, es importante buscar una crema humectante a base de agua que se adapte a nuestras necesidades. Esto, para no sobresaturar al cuerpo con aceites innecesarios, un consejo para el cuidado de la piel del sol que no se debería tomar a la ligera.

8. Acude a un doctor si es necesario

Si por la constante exposición al sol observas que tu piel está presentando diferentes cambios, sea en textura, color o una que otra mancha, será importante visitar a un doctor (dermatólogo) para que haga una correcta evaluación de lo que está sucediendo y pueda dar un diagnóstico temprano e incluso, una posible solución a nuestro problema.

(Visited 13 times, 1 visits today)