¿No sabes qué es un gel hidratante casero? Es un producto que promete ayudarte a lucir un rostro mucho más terso y brillante. Si eres una persona que en toda ocasión busca cuidar su rostro y piel, seguramente sabes que para lograrlo es necesario mantener siempre humectada la piel y usar los productos adecuados que ayuden a tenerla sana y firme.

Sin embargo, el mercado de la cosmética, en ocasiones, puede ser demasiado costoso. Esto hace, que por mucho que se quiera, no se pueda tener acceso a estas maravillas que son capaces de cambiar el aspecto de nuestra cara. Por ese motivo, a continuación, te mostramos como realizar tu propio gel hidratante casero:

Gel hidratante de eucalipto

El Eucalipto es desde años atrás un remedio casero que se aplica en varias circunstancias, esta demostrado que tiene propiedades medicinales, además de ello se puede aprovechar estas propiedades para poder crear alternativas caseras, una de ellas es la de los cuidados para el rostro.

Ingredientes para el gel hidratante casero de eucalipto

Para realizar este gel a base de eucalipto necesitarás:

Un jabón de glicerina o neutro

Para que sea un gel más limpiador, es bueno agregar algún jabón que ayude. El de glicerina o el neutro son la mejor opción ya que son los más puros y no tienen químicos que pueden llegar a dañar nuestra piel.

Hojas de eucalipto

Las hojas deben estar bien lavadas y limpias, ya que si tienen exceso de polvo pueden ocasionarnos reacciones alérgicas que no estamos buscando.

Agua

Puedes usar agua destilada o agua hervida, lo importante es que al igual que el eucalipto se encuentre limpio.

Preparación del gel hidratante casero de eucalipto

Cuando tengas todos los ingredientes listos, debes verter el litro de agua hervida en un recipiente que resista el calor o en una olla y después, agrega las hojas de eucalipto que escogiste. Comienza a hervir la mezcla por unos quince minutos. Debes mantener la olla tapada para que, de esta forma, no se elimine el vapor que se crea por el calor. Cuando ya esté todo hirviendo, es momento de apagará el fuego y dejar reposar hasta que enfríe completamente.

Cuando haya enfriado, puedes comenzar a sacar las hojas de eucalipto que pueden ser reutilizadas. Añade al agua que queda trozos del jabón, o si se te hace más fácil puedes rallarlo. Una vez que observes que todo el jabón se ha derretido, espera que enfríe y es momento de pasarlo a un atomizador o un recipiente.

Es recomendable que lo debes en el refrigerador o en un lugar donde las temperaturas sean bajas, para así poder conservar por más tiempo sus propiedades.

Ingredientes para el gel hidratante casero de aloe vera y pepino

El aloe vera o sábila es un ingrediente que podemos ver en varias ocasiones y varias recetas, no solo para cuestiones de belleza, sino también para usos medicinales, en esta ocasión acompañado del pepino que desde siempre ha sido un referente para cremas industriales, nos servirá para hacer un gel hidratante casero para el rostro.

Ingredientes para preparar gel hidratante casero

Para este gel de pepino y aloe vera vas a necesitar:

Un cuarto de pepino

Es importante que el pepino que vayas a utilizar este en buen estado y que se encuentre limpio.

Gel de aloe vera

Para este tipo de gel, puedes comprar uno en alguna farmacia o supermercado, o puedes preparar el tuyo usando el aloe vera de la planta, dejándolo reposar una noche en agua y posteriormente, licuarlo. Con seis cucharadas será más que suficiente.

Vitamina E

La vitamina tiene demasiadas propiedades que son beneficiosas para la piel, así que con una cápsula será suficiente para la mezcla que vamos a preparar.

Preparación del gel hidratante casero de aloe vera y pepino

Lo primero que debes hacer es cortar el pepino en pequeñas rodajas y llevarlo a una licuadora o una procesadora, lo que te acomode más. Añade las seis cucharadas del gel de aloe vera y observarás como la mezcla se va integrando hasta volverse completamente homogénea.

Cuando obtengas esa consistencia, agrega la vitamina E y mezcla. Ahora, ya tienes listo tu gel humectante. Puedes usarlo tanto por el día como por la noche. Lo más recomendable, es que lo dejes en el refrigerador ya que de esta forma podrás conservarlo hasta por dos semanas sin ningún problema.

Con estas mezclas, verás en pocos días como tu rostro comienza a cambiar y a verse mucho más brilloso y radiante. Recuerda, que es mejor que los apliques fríos ya que de esta forma también ayudar a cerrar los poros y reducir su apariencia, como también eliminar las bolsas de los ojos.

(Visited 16 times, 1 visits today)